Posteado por Suip.tv | enero - 30 - 2012 | 0 Comentarios

¿Por qué no utilizar las redes sociales en  provecho del pequeño comercio?. Tan sólo hace falta saber lo que se quiere, y cómo lograrlo. Un buen análisis, unos objetivos claros, un target bien definido y unas acciones acordes a lo que queremos lograr. Ese es el secreto.

El caso del pequeño comercio, a nuestro entender tiene varias grandes ventajas respecto a las grandes superficies que nos pueden ayudar en redes sociales:

  • Trato personalizado: el trato ofrecido en un pequeño comercio siempre es mucho más cercano y personal. Se dedica tiempo al cliente y se resuelven sus dudas.
  • Sin desplazamiento: la mayoría de los grandes centros comerciales se encuentran en el extraradio de la ciudades, por lo cual implica desplazamiento. El pequeño comercio está donde nos movemos habitualmente.
  • Servicios: las grandes superficies ofrecen el reclamo de variedad de comercios y zonas de ocio. El pequeño comercio también puede hacerlo. Basta con pasearse por el casco viejo de cualquier ciudad y ver la variedad de comercios, bares, restaurantes, plazas, etc.

Si unimos a estas ventajas el uso planificado de las redes sociales y las herramientas del marketing online, podemos lograr resultados. Vamos a destacar  dos grandes aspectos que el pequeño comercio puede usar en su beneficio. Por un lado la segmentación y por otro la geolocalización.

  • Segmentación: el pequeño comercio tiene la ventaja de poder realizar campañas de marketing en redes sociales, en la zona y para el público concreto que le pueda interesar, y de forma muy segmentada. A menor target pero más concreto, afinamos mejor la puntería. Un ejemplo. Supongamos una ciudad en la que se encuentra un comercio pequeño de venta de bicicletas. Es un establecimiento muy especializado. Si este comercio tiene actividad en redes sociales aportando valor con sus contenidos y haciendo marketing segmentado en determinadas zonas o dirigido a clubes concretos, puede lograr mejores resultados. La gran superficie puede enfocar sus campañas en un público que disfrute del ciclismo pero dados sus altos costes de mantenimiento de infraestructuras, debe emplear más presupuesto y ser más amplia su segmentación. Si el pequeño comercio se enfocan al gran público, al poseer menor presupuesto, cualquier acción publicitaria de una gran superficie le va a tapar su campaña.
  • Geolocalización: las herramientas disponibles hoy en día son muchas y realmente efectivas. Un ejemplo, Foursquare. El pequeño comercio puede utilizarla para promover check-in y que sus clientes puedan obtener descuentos. Esto es, una persona aficionada a la práctica deportiva del ciclismo va por la calle y recibe una notificación de Foursquare en su móvil, “Si te pasas por nuestra tienda y nos haces un check-in te obsequiamos con un vale descuento de un 10%”. Si esta persona es realmente tu target acudirá, y sino lo hace  seguro que recomendará esa información a otras personas. Para que la geolocalización sea beneficiosa en una gran superficie, debes desplazarte hasta ella. El pequeño comercio sin embargo está en nuestro contexto habitual y es más asequible.

Además el pequeño comercio, sobretodo en ciudades, tiene la ventaja de que en muchas ocasiones funciona en grupo, es decir unido a asociaciones o gremios profesionales. ¿Por qué no utiliziar entonces las redes sociales de forma colectiva?. Los costes de contratación a una empresa externa de social media podrían ser mucho más asequibles, y la oferta de servicios incluso más amplia que la de un gran centro comercial.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App ID, otherwise your plugin won't work correctly.